aceptar Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra Tienda Online. Esta es la Política de cookies. Si continúa utilizando este sitio asumimos que está de acuerdo.
RHYNCHONEX® 7.5 Roja Ver más grande

RHYNCHONEX® 7.5 Roja

TA146

Es una trampa húmeda que se utiliza, junto con feromonas y cairomonas, para la detección y seguimiento del picudo rojo de la palmera Rhynchophorus ferrugineus. La trampa tiene un volumen de 7,5 litros...

Más detalles

ENTREGA EN 24/48 HORAS

9,80 € (sin IVA)

Entrega en 24/48 horas para envíos a península.

Más

Información recomendada:

CATÁLOGO ECONEX DE PRODUCTOS Y SERVICIOS PARA PLAGAS FORESTALES

econex-catalogo-forestales_v2.jpg

TRÍPTICO SISTEMA RHYNCHONEX®

triptico-sistema-rhynchonex_1.jpg


Es una trampa húmeda que se utiliza, junto con feromonas y cairomonas, para la detección y seguimiento del picudo rojo de la palmera Rhynchophorus ferrugineus. La trampa tiene un volumen de 7,5 litros.

Está formada por tres piezas fácilmente ajustables, una base, una tapa y un colgador especial, para colgar los difusores.

La base troncocónica de la trampa, es de color rojo, y tiene 4 orificios perpendiculares con unas medidas de 3 x 7 cm, para que puedan entrar cómodamente los insectos.

La tapa, también es de color rojo, y tiene otros 2 orificios de entrada con unas medidas de 3 x 7 cm, además está provista de un dispositivo colgador especial para poder colgar el difusor de atrayentes RHYNCHONEX® ATRAYENTES KIT.

La trampa incorpora una malla romboidal de plástico especialmente diseñada para simular la rugosidad del tronco de la palmera, facilitando la entrada de los picudos.

Es una trampa húmeda, que debe rellenarse de agua hasta 2/3 de su volúmen.

COLOCACIÓN Y MANEJO: La trampa debe colocarse semienterrada hasta los agujeros de entrada, y preferentemente a la sombra. Usando las trampas húmedas RHYNCHONEX®, el picudo rojo muere por ahogamiento en el agua.

No es recomendable usar las trampas húmedas en el medio natural, ya que mamíferos silvestres como jabalíes o zorros las levantan con mucha frecuencia. En el caso de no poder utilizar las trampas RHYNCHONEX® enterradas, se recomienda el uso de la trampa CROSSTRAP® MINI.


El picudo rojo de la palmera (Rhynchophorus ferrugineus), detectado en la Comunidad Valenciana en enero de 2004, es un coleóptero que está presente en España desde 1995, si bien sólo estaba instalado en la zona este de Andalucía. Las primeras detecciones se produjeron en las provincias de Granada y Málaga.

Este insecto, originario de las regiones tropicales de Asia y la Polinesia, se ha ido extendiendo de forma continuada por otras zonas templadas del planeta, colonizando distintas especies de palmeras

Actualmente es una de las principales plagas que afectan a las palmeras de Oriente Próximo, Oriente Medio y Norte de África. De estas zonas, tradicionales exportadoras de palmeras a Europa, es desde donde, muy probablemente, ha venido el insecto a la península Ibérica.

Para conseguir un control eficaz es imprescindible la detección temprana de los focos y la colaboración de todos en la adopción de las medidas oportunas. La existencia de importantes palmerales en España hace necesario que debamos prestar una atención especial a este insecto.

 

ESPECIES DE PALMERAS AFECTADAS

El insecto coloniza un gran número de especies de palmeras. En los países de origen está citado en cocoteros (Cocos nucifera) y palmeras de Guinea (Elaeis guineensis) entre muchas otras. En España destaca sobre todo por sus ataques a la palmera canaria (Phoenix canariensis) y la palmera datilera (Phoenix dactylifera) que es la más representativa de nuestros palmerales. También afecta a la la palmera Wasintonia (Washingtonia spp.)

MORFOLOGÍA Y BIOLOGÍA

Rhynchophorus ferrugineus es un coleóptero perteneciente a la familia de los curculiónidos.

Adulto: Su tamaño es bastante grande, alcanza de 2 a 5 cm de longitud. Los insectos de esta familia se caracterizan por tener una prolongación de la cabeza en forma de pico ("rostro"), donde se sitúan las antenas en forma de maza de color rojizo. Esta característica, junto con su vistoso color, le dan el nombre vulgar de “picudo rojo”.

En el protórax presenta unas manchas negras muy visibles de tamaño y forma variable. A lo largo de los élitros destacan unas estrías longitudinales, también de color negro.

Los machos se distinguen de las hembras por un "peine" denso y corto de pelos sobre el extremo del pico.

Huevo: Tiene forma ovalada. La puesta se realiza de forma individual, en el tejido blando de la corona. Mide de 1 a 2,5 mm de longitud. Las hembras realizan puestas de 300 a 400 huevos de media.

Larva: Se desarrolla en el interior de los tejidos vivos de la palmera, hasta alcanzar un tamaño entre 3 y 5 cm. Inicialmente tiene un color blanco-crema que en el último estadio va adquiriendo un tono más oscuro. Es claramente ápoda (sin patas). Su aspecto general es piriforme, lo que le da un aspecto rechoncho. La cabeza, de color marrón, dispone de poderosas mandíbulas que le permiten perforar los tejidos vegetales de su hospedador.

Pupa: Se localiza principalmente en la base de las palmas, rodeada de un capullo ovalado de buen tamaño (de 4 a 6 cm de longitud), elaborado por la larva a partir de fibras de la propia palmera, el cual no es fácil de detectar si no se manipula la zona donde está inserto.

ASPECTOS DE SU BIOLOGÍA

Es muy importante su capacidad de reproducción. En España el ciclo completo, de huevo a adulto, tiene una duración de entre tres y cuatro meses.

Los adultos no suelen abandonar la palmera donde se han desarrollado hasta que ésta ha sido prácticamente destruida; por tanto, pueden tener varias generaciones dentro del mismo ejemplar, donde pueden encontrarse en un momento dado todos los estadios de la plaga. Los adultos tienen una muy alta capacidad de vuelo, lo que les permite gran capacidad de dispersión y colonización de nuevas palmeras. Parecen mostrar preferencia por las palmeras heridas o decaídas. Una vez que los primeros adultos llegan a una palmera apropiada, los machos generan una feromona de agregación que atrae a numerosos ejemplares de picudo rojo de ambos sexos.

Las hembras depositan sus huevos en agujeros realizados con su rostro (o pico), en heridas creadas durante la cosecha, poda y deshijado.

La larva de Rhynchophorus ferrugineus se alimenta de tejidos vivos de la palmera.

Las palmeras infestadas son focos de infestación para otras palmeras.

 

SÍNTOMAS Y DAÑOS EN PALMERA CANARIA

El síntoma más corriente que puede hacer sospechar el ataque del insecto es el aspecto de marchitez de las hojas del centro de la corona, que finalmente pueden secarse y quedar colgando hacia el suelo.

En los ataques muy fuertes se acaba secando toda la copa y se produce la muerte de la palmera. Al tirar de las ramas externas afectadas, éstas se desprenden con cierta facilidad y en su base podemos observar las galerías de las larvas, y frecuentemente los capullos de las pupas.

Al abrir la corona de una palmera con grado de afección avanzado, encontraremos abundantes larvas de varios tamaños en una masa de tejido en fermentación que desprende un desagradable olor característico.

Las palmeras afectadas mueren a corto plazo al estar el meristemo o palmito totalmente destruido, con su interior en descomposición.

Ciclo de vida:  Huevos: menos de 1 semana. Larva: aproximadamente de 4 a 6 semanas. Pupa: aproximadamente 2 ó 3 semanas. Adultos: aproximadamente de 12 a16 semanas.

Fuente: Folleto "Curculiónido Ferruginoso o Picudo Rojo de las Palmeras", editado por la Conselleria d´Agricultura, Pesca i Alimentació de la Generalitat Valenciana.

El SISTEMA RHYNCHONEX® consiste en usar trampas, feromonas y cairomonas para la detección y seguimiento del picudo rojo de la palmera: Rhynchophorus ferrugineus.

La investigación científica ha demostrado que los picudos encuentran las palmeras hospedantes usando una combinación de señales sensoriales. El SISTEMA RHYNCHONEX® explota estas señales sensoriales usando componentes sofisticados y características avanzadas de diseño en las trampas.

DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO

Usaremos de 1 a 3 trampas RHYNCHONEX® por hectárea (al menos 1 por parcela), colocadas preferentemente en el suelo enterradas. En el caso de no poder utilizar la trampa enterrada, o para usar en medio natural, se recomienda el uso de la trampa CROSSTRAP® MINI.

Las trampas deben colocarse de 50 a 100 metros unas de otras, y durante todo el año, en especial en primavera, verano y otoño, ya que la actividad de la plaga aumenta con la temperatura.

La colocación de un mayor número de trampas por superficie permitirá reducir significativamente las nuevas infestaciones.

 

SEGUIMIENTO EXHAUSTIVO

Para hacer seguimiento exhaustivo se aumenta la cantidad de trampas por superficie, según situación y homogeneidad de las parcelas: aproximadamente una trampa RHYNCHONEX® ó CROSSTRAP® MINI cada 50 metros. Esto se traduce en una densidad de 4 a 6 trampas RHYNCHONEX® ó CROSSTRAP® MINI por hectárea.

Usando trampas con feromonas y cairomonas, se capturan las hembras y los machos de Rhynchophorus ferrugineus, en una proporción de 2/3 de hembras y 1/3 de machos. Al capturar tanto los adultos machos como las hembras, se reducen los apareamientos.

Las hembras que son capturadas en las trampas suelen estar fecundadas. Por ello la captura de estas hembras resulta muy eficaz en la reducción de puestas sobre palmeras. Cada insecto capturado en una trampa es un insecto menos sobre la palmera.

 

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CANTIDAD DE TRAMPAS NECESARIAS

Para decidir el número de trampas hay que tener en cuenta la población de la plaga, las plantaciones limítrofes, el nivel de control que se pretenda, etc. Un factor importante es el tamaño de las plantaciones. En plantaciones pequeñas e irregulares se requiere una mayor densidad relativa de trampas que en parcelas de mayor superficie y uniformes.

Otro factor importante es la distancia de unas parcelas con otras, que tengan la misma plaga. En estos casos hay que reforzar los lindes de las parcelas, por lo que puede ser necesario incrementar la densidad de trampas por hectárea.

 

MATERIAL NECESARIO

TRAMPAS RHYNCHONEX® o CROSSTRAP® MINI

TRAMPAS RHYNCHONEX®: Son trampas húmedas que se utilizan, junto con feromonas y cairomonas, para la detección y seguimiento del picudo rojo de la palmera Rhynchophorus ferrugineus.

Están fabricadas con un polímero plástico que no emite olores al calentarse por el efecto del sol, y soportan los rayos ultravioletas, con una vida media de 6 a 7 años.

Están formadas por tres piezas fácilmente ajustables, una base, una tapa y un colgador especial, para colgar el difusor de atrayentes RHYNCHONEX® ATRAYENTES KIT.

Las trampas incorporan una malla romboidal de plástico especialmente diseñada para simular la rugosidad del tronco de la palmera, facilitando la entrada de los picudos.

La trampa RHYNCHONEX® 17 tiene un volúmen de 17 litros. La base troncocónica es de color rojo, y tiene 4 orificios perpendiculares con unas medidas de 3 x 7 cm, para que puedan entrar cómodamente los insectos. La tapa también es de color rojo, y tiene otros 4 orificios de entrada con unas medidas de 3 x 7 cm.

La trampa RHYNCHONEX® 7.5 tiene las mismas características que la trampa RHYNCHONEX® 17, pero con un volúmen de 7,5 litros. La tapa tiene 2 orificios de entrada con unas medidas de 3 x 7 cm.

Las trampas deben rellenarse con agua hasta 2/3 de su volúmen y colocarse semienterradas hasta los agujeros de entrada, y preferentemente a la sombra, ya que retienen por más tiempo la humedad.

Usando las trampas húmedas RHYNCHONEX®, el picudo rojo muere por ahogamiento en el agua.

Se recomienda tapar un poco las trampas con palmas de palmera, para aumentar la humedad y preservar más el agua de la evaporación.

En el caso de no poder utilizar las trampas RHYNCHONEX® enterradas (por estar en zonas donde puedan ser manipuladas por personas no autorizadas, o deban estar fuera del alcance de los niños en parques y jardines públicos) se recomienda el uso de las trampas CROSSTRAP® MINI.

En el medio natural se recomienda usar exclusivamente la trampa CROSSTRAP® MINI, por su alta especificidad.

 

TRAMPAS CROSSTRAP® MINI: Para trampeo en el medio natural, o en el caso de no poder utilizar las trampas RHYNCHONEX® enterradas, se recomienda el uso de las trampas CROSSTRAP® MINI CON COLECTOR SECO (Código: TA204).

La trampa CROSSTRAP® MINI CON COLECTOR SECO es una trampa suspendida que captura insectos en vuelo y es muy eficaz de primavera a otoño. El diseño y los recubrimientos deslizantes de la trampa impiden el escape de los insectos capturados.

La trampa funciona en seco y no necesita atrayente alimenticio. Los insectos mueren en el interior del colector de capturas por deshidratación, lo que facilita mucho su manejo. Las trampas pueden colgarse de soportes naturales o artificiales, pero siempre suficientemente alejadas de las palmeras.

RHYNCHONEX® ATRAYENTES KIT (Código: VA263): Kit compuesto por un difusor RHYNCHONEX® FEROMONA 90 DÍAS y un difusor RHYNCHONEX® CAIROMONA 90 DÍAS, en un mismo blíster, para Rhynchophorus ferrugineus, con 90 días de duración, y una etiqueta identificativa para colocar en las trampas con la fecha de colocación y reemplazo del kit. Se comercializa en cajas de 6 unidades.

RHYNCHONEX® FEROMONA 90 DÍAS: Difusor de feromona de Rhynchophorus ferrugineus con una mezcla de 4-metil-5-nonanol y 4-metil-5-nonanona, con una duración en campo de 90 días.

RHYNCHONEX® CAIROMONA 90 DÍAS: Difusor de cairomona de Rhynchophorus ferrugineus compuesto de acetato de etilo, con una duración en campo de 90 días.

La investigación científica ha demostrado que la acción sinérgica de la feromona y la cairomona actuando conjuntamente aumenta de forma significativa el número de capturas, consiguiendo incrementarlas de 2,5 a 5 veces.

El kit debe conservarse en su envase original y se recomienda mantenerlo en frigorífico a 4° C en cuyo caso mantiene su efectividad durante 2 años.

 

RHYNCHONEX® SEÑUELO (Código: TA180): Es un picudo rojo de plástico de 5 cm de envergadura que se coloca en el exterior de la trampa RHYNCHONEX® y se utiliza como señuelo, complementando la señal emitida por los atrayentes colocados en el interior de la trampa.

ATRAYENTE ALIMENTICIO: En las trampas RHYNCHONEX® la combinación de alimento y feromonas aumenta la eficacia del sistema: dátiles, caña de azúcar, manzanas y plátanos son alimentos que pueden utilizarse.

Media de capturas acumuladas de adultos de Rhynchophorus ferrugineus por mes, entre los años 2005 y 2008, en 2.876 trampas repartidas en las provincias de Alicante y Valencia, de acuerdo con los resultados expuestos en López-Calatayud (2008).

López-Calatayud, J.J. (2008) Campaña de detección y erradicación de Rhynchophorus ferrugineus en la Comunitat Valenciana: estrategias de control de picudo rojo. CONAMA9. 1 a 5 de diciembre de 2008, Madrid.

CONSEJOS PARA LA COLOCACIÓN DE LAS TRAMPAS

Es recomendable un espaciamiento de 50 a 100 metros entre las trampas.

Las trampas RHYNCHONEX® colocadas en la sombra retienen por más tiempo la humedad. Las trampas CROSSTRAP® MINI pueden instalarse en cualquier exposición, preferentemente fuera de la parcela.

 

MEDIDAS CULTURALES

  1. Examen regular de las palmeras en áreas afectadas.
  2. En palmeras donde se sospeche o detecte una infestación de picudo rojo, se debe proceder rápidamente a su saneamiento y protección mediante un tratamiento fitosanitario autorizado.
  3. Se deben destruir todas las palmeras muertas y partes de ellas que contengan la plaga, de acuerdo con la normativa.
  4. Cuando se pode durante la primavera y el verano, se debe realizar un tratamiento fitosanitario autorizado tras la poda.  Preferentemente podar sólo durante el invierno, al ser esta época la de menor actividad de la plaga. Los restos de poda, siempre deberán ser triturados o troceados y quemados.
  5. Limpie la corona de palmas secas para permitir la inspección regular.
  6. Es importante no realizar cepillados al tronco, pues favorece infestaciones en el mismo.
  7. Las palmeras afectadas por enfermedades de putrefacción de la hoja y de los brotes son más propensas a la infestación del picudo rojo, por tanto, deben ser tratadas con un fungicida y un insecticida, siendo esencial prevenir que los picudos depositen los huevos en estas zonas.
  8. Dentro de una estrategia de erradicación o control integrado, la captura de los adultos del picudo rojo con el SISTEMA RHYNCHONEX® es fundamental.
  9. Dedique tiempo a la formación, para conocer bien el comportamiento de la plaga así como el SISTEMA RHYNCHONEX® para la detección y seguimiento del Rhynchophorus ferrugineus.

CONCLUSIONES

El creciente número de nuevas palmeras infestadas por el picudo rojo en la costa mediterránea, a pesar del gran esfuerzo llevado a cabo por las autoridades de Sanidad Vegetal en cuanto a eliminación de ejemplares infestados y tratamientos foliares, demuestra que no es posible controlar esta plaga con un solo tipo de tratamiento o de actuación, es necesaria la aplicación de una estrategia de control integrada bien definida y programada.

La aplicación de una estrategia de control integrado permite no sólo recuperar a las palmeras afectadas, sino también evitar la dispersión de la plaga.

Esta estrategia de control integrado se basa en la realización de inspecciones regulares de las palmeras, la instalación de una red de trampeo para seguimiento exhaustivo, la realización de saneamiento mecánico o químico de las palmeras infestadas y los tratamientos preventivos en todas las palmeras de la zona.


OBSERVACIONES: Este producto se comercializa en cajas de 30 unidades, pero a través de esta tienda virtual usted puede comprar las que necesite sin ser obligatorio comprar una caja.

REPUESTOS