aceptar Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies.
ECONEX MONOCHAMUS ATRAYENTE (60 días) Ver más grande

ECONEX MONOCHAMUS ATRAYENTE 60 DÍAS

VA195

Difusores de cairomonas para la atracción de machos y hembras de Monochamus galloprovincialis, con una duración en campo de 60 días.

Más detalles

En stock

19,20 € (sin IVA)



Entrega en 24/48 horas para envíos a península.

+ Info envíos y devoluciones

Descripción

Plaga objetivo Vector del nematodo del pino
Duración días 60
Nº de registro OMDF 134/2014
ECOLÓGICO PRODUCTO CERTIFICADO UTILIZABLE EN AGRICULTURA ECOLÓGICA
IMPORTANTE NO ABRIR EL BLÍSTER

Más

Información recomendada:

CATÁLOGO ECONEX DE PRODUCTOS Y SERVICIOS PARA PLAGAS FORESTALES


Difusores de cairomonas para la atracción de machos y hembras de Monochamus galloprovincialis, con una duración en campo de 60 días.

Los difusores tienen forma de blister con una capa de poliolefina permeable a los ingredientes activos, y están envasados en un sobre de aluminio con etiqueta de especificaciones. Una vez extraídos del envase, los difusores no necesitan ninguna operación de activación, tan sólo colocarse adecuadamente en la trampa. NO ABRIR, CORTAR NI PERFORAR LOS BLISTERS, la emisión a la tasa adecuada se consigue por difusión a través de la capa de poliolefina.

Los cerambícidos o longicornios son una familia de coleópteros de hábitos extrictamente fitófagos, de entre los que destacan en importancia las especies que se alimentan de tejidos vegetales leñosos.

El género Monochamus (Coleoptera, Cerambycidae) forma parte de la tribu Monochamini, compuesta por más de 600 especies agrupadas en casi 100 géneros. Se trata de una familia de hábitos fitófagos, siendo de interés forestal muchas especies que se alimentan de tejidos de vegetales leñosos, la mayor parte de ellos dentro del gremio de los saproxílicos. Estas especies desempeñan papeles muy importantes en el ecosistema forestal, piezas clave en el ciclo de la materia y la energía en los bosques.

El género Monochamus  lo forman unas 150 especies distribuidas en todo el mundo, aunque con mayor abundancia en África ecuatorial, donde numerosas especies atacan el café y el cacao. En los bosques templados de la región holartica, las especies de Monochamus viven sobre coníferas. 

En lo que respecta a la península Ibérica, el género Monochamus se compone exclusivamente de dos especies: Monochamus sutor Linneo 1758, y M. galloprovincialis  (Olivier 1795). M. sutor  es una especie de dominio paleártico, llegando hasta Japón, siendo rara en Iberia, ya que se distribuye únicamente por Pirineos. La segunda especie, M. galloprovincialis, es mucho más común y se encuentra distribuida en el área circunmediterránea, Europa central, Cáucaso, Siberia, Mongolia y China. En la península Ibérica vive sobre prácticamente todas las especies de Pinus, e incluso Abies y Picea. Algunas evidencias parecen indicar que en la península Ibérica muestra muy poca preferencia por Pinus pinea.

BIOLOGÍA

Los adultos ramonean la corteza y el floema de los ramillos de crecimiento y las larvas son de hábitos floemo-xilófagos. Ninguna de las especies del género Monochamus se reproduce en árboles sanos, sino que sólo se sienten atraídas por árboles muy estresados, moribundos o recién muertos, y por la madera recién talada, favorecido por ataques previos de escolítidos Ipinos (Orthotomicus e Ips).  De hecho el cebo cairomonal utilizado para su atracción se compone de cairomonas producidas por el hospedador y cairomonas producidas por los escolítidos que atacan el árbol, principalmente ipsenol.

Cuando coloniza estos árboles con una población previa de escolítidos establecida, actúa entonces como lo que se conoce como depredador facultativo o intraguild predator.

Esto implica que la larva de Monochamus consumirá floema y las larvas de escolítidos que se encuentren en él, sin distinción. Este aporte proteico extra es muy posible que proporcione a las larvas algún tipo de ventaja sobre las que no lo consumen (Mas, 2016)

La hembra ovoposita en hendiduras en forma de cono muy característico, o mordedura, excavadas en la corteza de los árboles adecuados.

Las larvas, ápodas, más o menos cilíndricas y con un engrosamiento en los segmentos cefálicos que oculta parcialmente la cabeza, se alimentan inicialmente de floema y cambium para posteriormente entrar en el xilema y construir una galería en forma de U que termina en una cámara de pupa, de donde emergen  a través de un orificio circular. Una vez emergido el adulto juvenil, necesita de un periodo de maduración sexual, en el que se alimenta de braquiblastos, floema y corteza tierna de ramillos y brotes de pinos.


M. galloprovicialis es por tanto un insecto no agresivo, una especie muy secundaria que aporta importantes beneficios al funcionamiento del ecosistema forestal, y no sería de mayor interés si no fuera por que M. galloprovincialis fue identificado como el vector de la Enfermedad del Marchitamiento del Pino, producida por el nematodo Bursaphelenchus xylophilus en Portugal en 1999 (Sousa et al. 2001), siendo actualmente el vector principal de la enfermedad en la península Ibérica. La interacción entre ambos organismos es una relación mutualista, obligatoria para el nematodo y facultativa para el escarabajo. Esto es así porque el nematodo necesita del escarabajo para su transporte y dispersión, mientras que el escarabajo se ve beneficiado de la muerte del arbolado provocado del el nematodo ya que supone un incremento en material hospedador donde realizar la ovoposición.

Bursaphelenchus xylophilus es un especie de cuarentena fitosanitaria introducida en el territorio Europeo en 1999 cuando se detectó en la península de Setubal, en Portugal. Desde entonces se ha ido extendiendo, de manera que en la actualidad se encuentra declarada como zona demarcada prácticamente todo el territorio del Portugal continental. 

En España se han detectado cuatro focos desde 2008, todos próximos a la frontera portuguesa y tres de ellos repartidos por la provincia de Cáceres y el restante en Pontevedra. Tres de ellos se consideran controlados y uno erradicado.

Los únicos vectores que se han demostrado efectivos en la trasmisión del B. xylophilus, son especies del género Monochamus, en concreto siete especies: M. carolinensis, M. mutator, M. scutellatus y M. titillator en América del Norte; M. alternatus y M. saltuarius en el Noreste de Asia y M. galloprovincialis en Europa.

Por lo tanto, una de las herramientas fundamentales para el control de la enfermedad es el control de su vector, ya que el este el único medio de transmisión del nematodo de un árbol  a otro.

 

DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO

Trabajos realizados en el marco del Proyecto Europeo REPHRAME han puesto en evidencia que la trampa de mayor efectividad en la captura de Monochamus galloprovincialis es la trampa CROSSTRAP® (Álvarez et al, 2014), inclusive para la captura en vivo de este insecto. Capturar insectos vivos es el  mejor medio para evaluar si portan nematodos, ya que cuando el insecto muere, los nematodos abandonan el vector.

Para detección y seguimiento de Monochamus galloprovincialis en zonas libres de nematodo, se instalara en masas forestales 1 trampa CROSSTRAP®  cada 20 ha, separadas entre sí al menos 1000 m. En superficies menores a 20 ha se instalará al menos una trampa por rodal o masa forestal.

Para rodear corros o protección de acopios de madera utilizar de 3 a 10 trampas rodeando el lugar. Las trampas se instalaran en lugares con buena accesibilidad visual, como bordes de bosque, pistas forestales o cortafuegos. Se evitarán lugares especialmente ventosos, ya que se dificulta el vuelo de los insectos y podrían ocasionarse roturas en las trampas.

Un trampeo de detección debería cubrir la variabilidad ambiental del monte objeto de seguimiento. Las trampas deberán estar instaladas y operativas entre abril y diciembre, de forma general.

MATERIAL NECESARIO

TRAMPAS CROSSTRAP® y los difusores de cairomonas ECONEX MONOCHAMUS ATRAYENTE que colgaremos en la trampa utilizando los orificios laterales practicados a tal efecto en una de las láminas de la misma.

 

ALMACENAMIENTO DE LOS DIFUSORES

El producto se debe almacenar en su envase original y en refrigerador a 4C; o en el congelador a -18C, en cuyo caso se mantendrá vigente durante 90 y 150 días respectivamente.

Trampa recomendada

Los clientes que adquirieron este producto también compraron: